Clementina Suárez

Clementina Suárez ((12  de mayu de 1902Juticalpa - 1991Tegucigalpa) foi una poeta hondurana de reconocencia internacional, unu de los nomes fundamentales de la poesía hondureña de vanguardia.

Clementina SuárezPicto infobox auteur.png
Vida
Nacimientu

Juticalpa12  de mayu de 1902

[1]
Nacionalidá Bandera de Hondures Hondures
Muerte

Tegucigalpa1991

(88/89 años)
Estudios
Llingües castellanu
Oficiu
Oficiu poetaescritora
Cambiar los datos en Wikidata

BiografíaEditar

Dato personalesEditar

Clementina yera fía de Luis Suaréz y Amelia Zelaya Bustillo, bisnieta del abogáu y políticu Felipe Bustillo, [2] y nieta del matrimoniu compuestu por Nicolasa Bustillo Ayala y Adán Paguada.[3] Casada col pintor y escultor José Mejía Vides.

VidaEditar

Clementina Suárez, foi una Bohemia apasionada de los cafés. Dende bien neña avezar a dir onde quería y faer lo que-y paeciera. Nun-y fadiaba ser la única muyer que frecuentaba l'estancu de "Ma llaca" nel Barriu La Ronda de Tegucigalpa.

Foi una muyer qu'adoraba la compañía de los homes en toles formes, encantába-y tar arrodiada de talentos, enerxía ya idees. De fechu la educación de Clementina yera la xente.

A Clementina Suárez llamóse-y la "Muyer Nueva" d'Hondures. Vistía pantalones curtios y traxe de bañu; celebraba'l so cuerpu non yá na so vida sinón tamién na so poesía. Foi lliberada, independiente y franca. Tegucigalpa escupulicióse y se intrigó por ella. Y anque ella foi la primer muyer que públicu un llibru n'Hondures, la xente interesábase más polos sos amantes que pola so poesía.[4]

N'avientu de 1991 la delincuencia se ensañó con esta noble Poeta. El Poeta Roberto Sosa fíxo-y el so última entrevista. Muyer y Poeta. O pa ser más cabales cola so indivisible condición humana: Muyer Poeta. Clementina Suárez ye asina: Muyer pola gracia del so sexu, que supo emponderar a niveles bien percima del consabíu muérgano; y Poeta por destinación inclaudicable, la única nel so xéneru que llogró equí, hasta güei, exercer tal oficiu con abonda propiedá y transcendencia.

Si hubiera una sola pallabra pa estrayer la so dilatada trayeutoria vital, yo propondría: intensidá hasta la última gota de lluz que fuera posible. Por eso, Clementina Suárez profesólu al tiempu la más legitima de les llealtaes: l'autenticidá, lo cual supón a despecho de lo establecío nun dexase avasallar por aquél, nun emprestar obediencia a los sos varios y variaos fueros. Ella vivió pa crecer. El so corazón, arma de fueu, trespasó limpiamente los cascos de la fixeza, la rindición o l'acatamientu. Vivir intensamente ye perdurar, mas namái perdura lo cambiadizu, lo irreductible, lo escomanao. Sos podríen ser estes pallabres de la inmortal escritora brasileña Clarice Lispector: "Nun quiero la tarrecible llimitación del que vive tan solo d'aquello capaz de tener sentíu".

D'igual manera la so poesía nun foi ayena, en nengún de los sos versos, a tan formosu destín. Vida y obra crecieron trenzadas, coyuntadas pola firme y fecunda pasión d'esistir, de perdurar. La obra de Clementina Suárez ye, por eso, unu de los testimonios más xenuinos y exemplares que puede atopase dientro de la tradición lliteraria d'Hondures. Desconocer el so nome, por enforma efusivu de machu cabrío qu'abonde nun ambiente como'l nuesu, sería como quitar a les nueses lletres y, por qué nun dicilo, a un periodu significativu de l'actual formación cultural hondureña, d'una voz, d'una actitú con calteres fundacionales. Vida y obra álcense, por tanto, en finxos precursores d'una forma de faer, d'una manera de ser iconoclastes, eclosivas, ensin dulda necesaries pa potenciar tou procesu de tresformamientu material y espiritual, asina-y definía los Poeta Rigoberto Parés a esta Poeta Hondureña.

  • En 1970 recibió'l Premiu Nacional de Literatura “Ramón Rosa”.

La entrevista finalEditar

Nuna entrevista fecha por Roberto Sosa a Clementina sobre la crítica lliteraria n'Hondures, comentaba que al nun haber una política cultural bien entamada y entamada, toa marcha con grandes defectos, Creía que podía pidise al Gobiernu y a los mesmos artistes, que fueren un pocu más consecuentes en rellación al so trabayu yá que ellos mesmos son los que tienen que dir dando la pauta p'atopar nello mesmos la crítica de la so obra.

Clementina yera del pensar que dacuando los suplementos de los diarios, dellos artículos de revistes faíen crítica. Pero que dientro de les nueses condiciones yera bien difícil que daquién se dedicará a la crítica porque hai montada un llabor de mutuos aponderamientos. Una debilidá ye la de ser individualistes; nun trabayamos los artistes en comunidá, y esa actitú aísllanos de toa realidá.

El Poeta Sosa preguntába-y n'el so entrevista a esa connotada escritora al so xuiciu quien yeren los escritores y poetes hondureños, de les distintes dómines más relevantes. Faciendo un recuentu de lleer manifestaba, con toa claridá, creo que Alfonso Guillén Zelaya, Ramón Amaya Amador, Medardo Mejía, Froylán Turcios, Juan Ramón Molina, fueron escritores que fomentaron les nueses moliciones y que teníen los güeyos puestos nuna nueva patria.

Al referise a los escritores estranxeros que más influyeron na formación de los escritores hondureños, la Poeta yera del pensar que los que llograron espertar conciencia y tar dafechu claros en que la so obra tenía que tener los güeyos puestos na realidá del so pueblu fueron Pablo Neruda, Cesar Vallina, Miguel Ángel Asturias, ente otros.

Sobre'l escritores que viven del so trabayu Clementina pensaba que nengún, una y bones dellos escritores, comentaba, escriben dellos artículos nos diarios pero pésimamente remunerados, y qu'enxamás sería posible vivir con ello. Colo que los Escritores y Poetes llogren defendese, ye cola docencia nos colexos y universidaes,; los demás analayen d'un llau a otru buscando acomodu, nes más difíciles condiciones.

En cuanto al periodu más importante na hestoria lliteraria d'Hondures consideraba que tolos díes avánzase anque amodo y concretamos con fontes ascendentes y renovadores del mundu enteru. A lo menos agora l'escritor ta teniendo un sentíu más universal.

Finalmente cuntábalu al poeta Roberto Sosa que creía que'l grau d'estimación del públicu a los sos Poetes Y escritores yera afeutivu. Y el escritor o poeta tenía de sentise compensáu con ciñu.

ObresEditar

  • Corazón sangrante. Tegucigalpa: Tipografía Nacional, 1930.
  • Iniciales. México: Libros Mexicanos, 1931.
  • De mis sábados el último. México: Libros Mexicanos, 1931.
  • Los templos de fuego. México: Libros Mexicanos, 1931.
  • Engranajes. San José, Costa Rica: Borrasé, 1935.
  • Veleros. La Habana: Editorial Hermes, 1937.
  • De la desilusión a la esperanza. Tegucigalpa: Tipografía Nacional, 1944.
  • Creciendo con la hierba. San Salvador: Ministeriu de Cultura, 1957.
  • Canto a la encontrada patria y su héroe. Tegucigalpa: s.e., 1958.
  • El poeta y sus señales. Tegucigalpa: Universidá Nacional Autónoma d'Hondures, 1969.
  • Antología poética. Tegucigalpa: Secretaría de Cultura y Turismo, 1984.
  • Con mis versos saludo a las generaciones futuras. Tegucigalpa: Ediciones Paradiso, 1988.
  • Poesía completa (edición de María Eugenia Ramos). Tegucigalpa: Editorial Universitaria, 2012.

ReferenciesEditar

  1. Afirmao en: autoridaes BNF. Identificador BnF: 12270579w. Apaez como: Clementina Suárez. Autor: Biblioteca Nacional de Francia. Llingua de la obra o nome: francés.
  2. Gold, Janet N. "Semeya nel Espeyu, Una Biografía de Clementina Suárez", Editorial Guaymuras, Honduras. (páxina 43) (Consultáu 2012)
  3. Gold, Janet N. "Semeya nel Espeyu, Una Biografía de Clementina Suárez", Editorial Guaymuras, Honduras. (páxina 45) (Consultáu 2012)
  4. Según Janeth N. Gold, catedrática de la Universidá de New Hampshire, U.S.A.