Diferencies ente revisiones de «Luteranismu»

m
Bot: Troquéu automáticu de testu (-(\bdos|\btres|\bcuatro|\bcinco|\bseis|\bsiete|\bocho|\bnueve|diez|\bonce|doce|trece|catorce|quince|dieciséis|diecisiete|dieciocho|diecinueve|veinte|treinta|cuarenta|cincuenta|sesenta|setenta|ochenta|noventa|\bcien|cientos|\bmil) ([a-zA-ZáéíóúÁÉÍÓÚñÑ]+o\b) +\1 \2s)
m (Bot: Troquéu automáticu de testu (- contien + contién ))
m (Bot: Troquéu automáticu de testu (-(\bdos|\btres|\bcuatro|\bcinco|\bseis|\bsiete|\bocho|\bnueve|diez|\bonce|doce|trece|catorce|quince|dieciséis|diecisiete|dieciocho|diecinueve|veinte|treinta|cuarenta|cincuenta|sesenta|setenta|ochenta|noventa|\bcien|cientos|\bmil) ([a-zA-ZáéíóúÁÉÍÓÚñÑ]+o\b) +\1 \2s))
L'alcuerdu completu llegó namá dempués de la muerte de Melanchton (†1560) y del esiliu de Flacious y los sos partidarios más estremistes, y cuando una nueva xeneración de teólogos pudo dar un pasu alantre nel resolvimientu de los discutinios. Pero esto llevó'l so tiempu. Dempués de dellos intentos entemedios, l'alcuerdu cristalizóse definitivamente na que se conoz como “Fórmula de la Concordia” (1577), roblada por más de 8000 líderes y publicada el 25 de xunu de 1580, al celebrase los 50 años de la [[Confesión de Augsburgo]], nel llamáu Llibru de la Concordia. La Fórmula de la Concordia” dexó la unidá ente los luteranos alemanes y escandinavos, pero, coles mesmes, marcó la rotura definitiva colos protestantes de tradición reformáu-calvinista y los grupos marxinales que nunca aceptaren la Confesión de Augsburgo (anabaptistas; sectarios de Schwenckfeld; nuevos arrianos; antitrinitarios).
 
El períodu que s'empecipió a partir d'esi momentu conozse como “ortodoxa luterana”, que s'estrema, xeneralmente, en tres períodoperíodos: la temprana ortodoxa (1580-1600), l'alta ortodoxa (1600-1685), la tardida ortodoxa (1685-1730), esto ye, l'entamu, l'apoxéu y la decadencia. Empezar a desenvolver asina, de manera gradual, una escolástica luterana, especialmente col propósitu d'aldericar colos xesuites, establecida definitivamente por [[Johann Gerhard]]. Afírmase una manera de faer teoloxía más paecíu al escolásticu que al estilu kerigmático y homilético de Lutero; la metafísica remanez na teoloxía protestante. El puntu culminante d'esta miente de faer teoloxía atopar en [[Abraham Calovius]]. Cercanu'l fin de la [[Guerra de los Trenta Años]], un espíritu irénico, asemeyáu al qu'animara a Melanchton, fíxose presente na Escuela de Helmstedt, especialmente na teoloxía de [[George Calixtus]], quien taba inspiráu por un ciertu humanismu y el deséu de caltener na teoloxía la so referencia a los [[Padres de la Ilesia]]. Esto foi motivu d'un nuevu discutiniu, el discutiniu sincretista. La ortodoxa tardida esgañar polos influxos de dos movimientos de distintu signu: el racionalismu” –filosofía basada na razón– y el “pietismo” –un movimientu de “renacencia” o de “espertar” relixosu surdíu nel senu del luteranismu–. Dempués d'una década de vitalidá de la ortodoxa, los teólogos pietistas Ph. Spener (1635-1705) y A. Francke (1663-1727) alvirtieron que la ortodoxa luterana sufriera un procesu de dexeneración vital, camudando la verdá de la Escritura por un intelectualismo insignificante y formalista. Por eso'l “pietismo” aportunaba nuna relixosidá interior ya individual, volviendo a una de les inspiraciones mayores de Lutero, magar ésti nun compartiera l'acentu puestu na santidá interior”. Pol pietismo fíxose popular la llectura de la Biblia y tomaron puxanza les distintes obres de caridá; surden les diaconisas. El “pietismo” convirtióse asina nun rival de la ortodoxa luterana, magar foi capaz d'adoptar cierta lliteratura devocional proveniente d'ésta. Al interior del pietismo, ocupó un llugar particular el conde [[Nikolaus Ludwig von Zinzendorf]], y les comunidaes de los [[Hermanos Moravos]] –güei constitúin una ilesia estreme–, que nun deséu unionista deseyaben conxugar los postulaos de la ortodoxa luterana coles práctiques pietistas. 
 
Per otra parte, los filósofos racionalistes franceses ya ingleses exercieron un enorme impactu nel intre del sieglu XVIII, al pie de los racionalistes alemanes Ch. Wolff, G. Leibniz y Y. Kant. Les sos obres conducieron a un desenvolvimientu del pensamientu racional y al razonamientu nel pueblu, debilitando abruptamente la so fe en Dios y na Biblia. Los principios racionalistes difícilmente yeren conciliables col cristianismu, y menos entá col cristianismu luteranu. Hai que reconocer que, a pesar d'ello, produció dellos frutos nel ámbitu de los estudios bíblicos. Nesta dómina, una xenuina piedá atopábase casi solamente nos pequenos círculos pietistas. Sicasí, dellos laicos fueron capaces de caltener la so ortodoxa luterana respectu del pietismo como del racionalismu, recurriendo a los vieyos catecismos, himnarios y escritos devocionales.
Nel sieglu XIX, el reavivamiento confesional enfatizó nuevamente l'autoridá de la Biblia conforme a les confesiones de fe luteranes. Anguaño, los luteranos difieren alrodiu de la inspiración y autoridá de la Biblia. Los más conservadores usen el métodu históricu-gramatical d'interpretación; los teológicamente lliberales los métodos críticos.El luteranismu sostuvo que la Biblia non yá contién la Palabra de Dios, sinón que toa palabra d'ésta ye, por causa de la inspiración verbal, directa y darréu palabra de Dios. Como los luteranos confiesen nel Símbolu Niceno, que l'Espíritu Santu “faló polos profetes”, l'Apoloxía de la Confesión de Augsburgo identifica la Sagrada Escritura cola Palabra de Dios y llapada al Espíritu Santu autor de la Biblia. Por eso, la Fórmula de Concordia confiesa: “recibimos y abrazamos con un solu corazón la Escritura profético y apostólico del Antiguu y del Nuevu Testamentu como pura, clara fonte d'Israel”. Pa los luteranos, los llibros apócrifos –los mesmos que los católicos llamamos “deutero-canónicos”–, nun fueron escritos polos profetes, por inspiración; ellos contienen erros y nunca fueron incluyíos nel canon palestinense que Jesús usó, polo tanto nun son parte de la Sagrada Escritura. Los luteranos sostuvieron que la Sagrada Escritura, la Palabra de Dios, tien la plena autoridá de Dios. Cada afirmación de la Biblia reclama una inmediata y incondicionada aceptación; cada doctrina ellí contenida ye enseñanza de Dios y polo tanto esixe plenu asentimientu. Na Biblia, amás, tán claramente presentes toles doctrines y mandamientos de la fe cristiana, por eso la Palabra de Dios ye llibremente accesible a tou llector que, con una intelixencia común, ensin una educación especial, dirixir a ella. D'ellí que nun sía necesaria nenguna instancia magisterial esterna. La Escritura ta xunida col poder del Espíritu Santu y con esto, non yá pide, sinón que crea l'aceptación de la so enseñanza; esa enseñanza produz fe y obediencia. Por eso la Sagrada Escritura nun ye una lletra muerta, sinón que l'Espíritu Santu ye inherente a ella; nun empuxa a un meru asentimientu intelectual de la so doctrina, sinón que crea l'asentimientu vivu de la fe. La Escritura, amás, contién tou aquello que ye necesariu saber p'algamar la salvación y, en vista d'ella, vivir una vida verdaderamente cristiana; arriendes d'ello, nun ye necesariu otru tipu d'enseñanza. D'alcuerdu a la comprensión luterana, na Biblia hai dos tipos distintes de conteníos: la Llei, esto ye, la palabra de Dios esixente, palabra de xuiciu; y l'Evanxeliu, que ye la palabra de Dios que perdona y anueva. La distinción ente dambos dexa conocer la enseñanza del Evanxeliu de la xustificación pola gracia y dexar de llau tou aquello que puede escurecela.
 
El luteranismu estremar pola primacía qu'atribúi a la doctrina frente a la lliturxa, la ética y la constitución de la Ilesia. El Llibru de la Concordia, publicáu en 1580, contién diez documentodocumentos que dellos luteranos creen que son una esplicación fiel y autorizao de la Sagrada Escritura. Al pie de los trés credos ecuménicos (de los Apóstoles, Niceno y Atanasiano), atópense siete documentodocumentos confesionales qu'articulen la teoloxía luterana de los tiempos de la Reforma; éstos son: a) de Martín Lutero: el Catecismu Menor (1529) —conocíu como la Biblia de los laicos”—; el Catecismu Mayor (1529); los Artículos de Esmalcalda (1537-1538) —van llamar con esti nome namá a partir de 1553—; b) de Melanchton: la Confesión de Augsburgo (1530) —confesión de fe esencial del luteranismu—; l'Apoloxía de la Confesión de Augsburgo (1531); c) de los teólogos aconceyaos en Esmalcalda (1537): el Tratáu sobre'l poder y la primacía del Papa (1537); d) la Fórmula de la Concordia (1577-1580). Esto nun quier dicir que la posición doctrinal de toles ilesies luteranes al respective de estos escritos sía uniforme. Pa señalar dos exemplos: les ilesies que conformen la Federación Luterana Mundial reconocen el calter normativu de la Confesión de Augsburgo y del Catecismu Menor; les bases doctrinales del Conseyu Luteranu Internacional, sicasí, señalen ensin más el Llibru de la Concordia.Nuna próxima entrega vamos siguir cola presentación de les principales doctrines luteranes y l'espansión (y organización) del luteranismu a nivel mundial.
 
Les nueves estructures eclesiástiques que s'establecieron conócense como “ilesia/s luterana/s”; axetivu que nun fuera del presto de Lutero, que prefería la palabra evanxélica”. Los movimientos migratorios y les misiones que tuvieron llugar a partir de finales del sieglu XVIII, contribuyeron a la espansión luterana fuera de los sos territorios d'orixe. Na década de 1830, atópense yá luteranos nel Ríu de la Plata y, na década siguiente, reconozse oficialmente la so presencia; sicasí, va haber qu'esperar hasta 1853, por que se erija el primer templu luteranu en Bonos Aires. Les décades siguientes van ver llegar otros grupos de luteranos: daneses, alemanes del Volga, o provenientes de distintos países d'Europa central.