Bernardo Aranda, llocutor y baillarín paraguayu que la so muerte dio entamu al casu de los 108.

El casu 108 foi una serie d'actos de persecución a homosexuales en Paraguái mientres la dictadura d'Alfredo Stroessner. Na madrugada del día 1 de setiembre de 1959, una quema algama un edificiu del Barriu Obreru, en Asunción, matando'l llocutor de radiu y baillarín Bernardo Aranda baxu estrañes circunstancies. La fama del radialista fixo con que la opinión pública del país primiera'l gobiernu a buscar los culpables pol crime. L'episodiu foi utilizáu como sida pa la persecución de 108 homes homosexuales identificaos como sospechosos, que tuvieron los sos nomes espuestos pela ciudá, fueron prindaos, prendíos y torturaos. Nunca se comprobó si dalgunu d'esos 108 homes había cualquier conexón cola muerte de Bernardo Aranda, los grupos homosexuales paraguayos movilizar hasta güei por que se recupere la memoria y por que se revele la verdá alrodiu de esti episodiu.

La muerte de Bernardo ArandaEditar

El Casu asocede mientres los primeros años de la llarga dictadura d'Alfredo Stroessner, que gobernó'l país ente 1954-1989. La sociedá paraguaya, siendo una de les más conservadores del continente, obligaba los individuos homosexuales a vivir na clandestinidá, yá que esistía una falta d'aceptación tantu social cuánto llegal a la homosexualidá. Mientres la dómina de la dictadura, la represión obligaba los homosexuales a caltener rellaciones de callao so riesgu d'espulsión del nucleu familiar, despidu del trabayu o captura poles fuercies de seguridá pública, onde tendríen los sos derechos violaos en tolos niveles. La muerte de Bernardo Aranda asocedió na nueche del día 1 de setiembre de 1959, cuando'l so cuerpu ye atopáu quemáu na so cama pola policía a les 02:00 A.m. Conocíu y prestigiado llocutor de la radio Comuñeros, Aranda tenía 25 años. Les circunstancies de la so muerte nun fueron esclariaes, dando entamu a una penosa investigación, afalada pola opinión popular del país, que primía'l gobiernu. La prensa de la dómina da atención total al casu, saliendo nel periódicu El País, yá a otru día, un estensu reportaxe sobre los acontecimientos del Barriu Obreru.

“… Aprosimao a les 2 de la madrugada, 45 minutos dempués de chase Aranda, la señora Juana Álvarez, dueña de casa, escuchó una esplosión y salió a ver qué sería. Cutió la puerta y llamar pol so nome a Aranda. Al nun recibir contestación, la señora d'Álvarez foi corriendo a la radio Comuñeros” a avisa-y al señor Juan Bernabé, quien vieno apresuradamente p'atopase cola puerta zarrada y saliendo de los furacos, fumu. Emburriar y llogró abrir cola fuercia”.


“ANTE L'ESPELUZNANTE ESPECTÁCULU Juan Bernabé y el señores Juana y Lida Álvarez, al abrir la puerta atoparon ante un espectáculu monstruosu. Les parés, roperu, usu personales, cuadros, el receptor y el tocadiscos, la cama y el cuerpu de Bernardo Aranda topábense totalmente en llapada”.

Mientres tola investigación del casu, les autoridaes sostuvieron el motivu pasional del casu como única causa posible. Como la policía sostenía que gran parte de los homes que frecuentaben la casa de Aranda yeren tamién homosexuales, el investigadores deducieron qu'el autores del crime yeren homes homosexuales entamaos nuna "fraternidá d'amorales", y que, poro, cualesquier homosexual podría tar arreyáu o tener conocencia sobre l'acontecimientu con Aranda. Si desencadena, asina, una incesante y cruel persecución de gran escala a esti grupu. A la llongura de los díes, la policía va utilizar esti discursu pa xustificar la persecución a los homosexuales d'Asunción.

Persecuciones y PrisionesEditar

A partir del entamu de les investigaciones, la policía realizó una serie d'incursiones nes cualos realizó una serie de detenciones violentes y arbitraries cola sida de realizar averiguaciones sobre'l casu, en  gran parte homes de supuesta conducta homosexual. Les detenciones asocedíen de forma secreta, ensin la conocencia de la población o de la prensa, lo que, según dicen delles versiones, sirvió como estratexa del aparatu repressor Stroessnista pa evitar que fuxeren los homosexuales de la ciudá. El día 7 de setiembre de 1959, 5 díes dempués del entamu de les investigaciones, per primer vegada sale a públicu que les persones deteníes tienen "dudosa conducta sexual", nuna tentativa de rellacionar estos "amorales" al crime, xustificando nueves detenciones. Esta va ser un enclín de too el procesu d'investigación de la muerte de Aranda, na cual faise frecuente mención a la sexualidá d'estes persones, como manera de legitimar el desrespeto a los sos derechos. El día 12 de setiembre, por causa de la serie de detenciones que son realizaes mientres la madrugada, apaez una publicación nel periodico El País informando que "108 persones de dudosa conducta sexual tán siendo investigaes". Ye la primer vegada qu'apaez el númberu 108.

"ANUECHE NÓTOSE UN INUSITADO MOVIMIENTU POLICIAL EL NUESU CRONISTA AMANECIÓ SIGUIENDO LOS TRABAYOS


Inusitado movimientu y esplegue notóse anueche na seccional policial 4a y nel llocal de la direición de Vixilancia y Delitos. Les frenaes sópites de los vehículos que llegaben y el ruiu d'arranque de los que salíen, daba la impresión que se taba ante una dramática pero decidida aición policial. El nuesu redactor que sigue de cerca'l movimientu policial y xudicial, consiguió anueche penerar nos medios informativos y asina pudo calcular un númberu averáu a 108 persones de dudosa conducta moral qu'esperaben ser entrugaes. Según una fonte policial búscase afanosamente a un par d'éstes. Hai interés en topales. Prácticamente la policía ta removiendo toa una organización d'esta hermandá clandestina. ."

El día 17 de setiembre de 1959, la copia del certificáu d'autopsia de Bernardo Aranda sale a públicu, la "causa mortis" apuntada ye “afuega por aforfugamientu por cuenta de los gases en combustión”. Dempués d'esti diagnósticu, la variedá d'hipótesis surdíes aumentaron notablemente, faciendo crecer la presión sobre les felicidaes "sectes amorales", aportando a solicitada na prensa la collaboración de la sociedá d'Asunción pa extirpar pol raigañu esti mal, dando entamu a una fola d'odiu, condena y violencia con toos aquellos que fueren sospechosos de homossexualidad. El día 21 de setiembre, depués dempués de les escandaloses publicaciones de la prensa, ye empecipiada una incursión policial de gran escala nos centros d'organización de los dichos amorales, con sofitu activu de la sociedá que sofita la llucha contra estes persones consideraes vicioses. Hai una verdadera ampliación y agravamientu de les persecuciones a partir d'esi momentu, yá que non más si busca a los supuestos asesinos de Aranda, sinón a los dichos "amorales" a cencielles pol barruntu de homossexualidad.

Los volantes de los 108Editar

Por causa de la constante propaganda reaccionária, na nueche del 13 d'ochobre de 1953 distribuyir polos principales puntos d'Asunción una serie de volantes onde se dicía "nómina de 43 persones toes elles ACUSAES DE ‘AMORALES", robláu pol Comité de Padres, pol saneamientu de la nuesa sociedá”. La distribución d'estos volantes agravó entá más la persecución pública a estos individuos. A partir d'entós, la distribución d'estes llistes de nome fíxose común, pasando de mano en mano, cola adición de nomes a les veces totalmente ayenos al casu de Aranda. A pesar de la nomenclatura "108" ser la que permaneció na memoria paraguaya, hubieron munches llistes con distintos númberos y nomes.

Conclusión del casuEditar

Nun se sabe la fecha esacta de la lliberación d'eses persones, por falta de rexistros públicos accesibles. Esisten namái testimonios de persones contemporanees al casu de Aranda, que rellaten la persecución y el sufrimientos físico y psicolóxico que sufrieron estos individuos. Hasta güei, el casu de la Muerte de Bernardo Aranda nun foi solucionáu, tampoco s'ufiertó arreglu o reconocencia a les víctimes d'esa persecución.

El númberu 108 na sociedá paraguaya.Editar

En Paraguay, el númberu 108 ye utilizáu de forma peyorativa pa identificar miembros de la comunidá LGBT. La mayoría de la población, inda, desconoz los oríxenes del términu, acomuñaes a unu de los episodios más aveseos de la dictadura d'Alfredo Stroessner. Dellos grupos LGBT paraguayos utilicen güei el númberu como manera de reafirmación de les sos identidaes, apoderándose d'él como una manera de da-y un nuevu significáu, que recuerde la memoria d'esos 108 individuos, faciéndolo simbolo de resistencia y arguyu.

Esfuercios pa caltener la memoria de los 108Editar

En 2010, la cineasta paraguaya Renate Mariña llanzó'l documental "108 cuchiellu de palu", faciendo l'abordaxe del casu a partir de la hestoria personal del so tíu, que fuera unu de los 108. En 2013, l'abogáu y activista LGBT paraguayu Erwing Augsten Zzokol llanzó l'artículu "Cientu Ocho", nel cual rellata refechamente la hestoria a partir de les investigaciones realizaes por él, con una abondosa cantidá d'artículos de periódicu y caricatures sobre'l casu.

ReferenciesEditar

[1][2][3]


  1. ERWING AUGSTEN SZOKOL, 108, Arandura, 2013
  2. [1], Paraguay.com, 25 de setiembre de 2015
  3. se llama-108-los homosexuales-n825821.html, Última Hora, 1 de setiembre de 2014