Educación primaria

Colexu en Valladolid, España.

La educación primaria (tamién conocida como educación básica, enseñanza básica, enseñanza elemental, enseñanza primaria, estudios básicos, primarios o TES/DI) ye la qu'asegura la correuta alfabetización, esto ye, qu'enseña a lleer, escribir, cálculu básicu y dalgunos de los conceutos culturales consideraos imprescindibles, denominaes competencies básiques y competencies clave. La primera alude al conxuntu de conocencies, capacidaes y actitúes fayadices al contestu; y la segunda, fai referencia a les competencies que toa persona precisa pal so desenvolvimientu personal, según recueye l'Encamientu del Parllamentu Européu y del Conseyu de 18 d'avientu de 2006 sobre les competencies clave pal aprendizaxe permanente (2006/962/CE). La so finalidá ye apurrir a los estudiantes una formación común que faiga posible'l desenvolvimientu de les capacidaes y habilidaes individuales motrices, d'equilibriu personal; de rellación y d'actuación social cola adquisición de los elementos básicos culturales; los aprendizaxes enantes mentaos.

La educación primaria, tamién conocida como la educación elemental, ye la primera de seis años establecíos y estructurados de la educación que se produz dende los seis años hasta los 12 años, dependiendo de cada país. Anterior a esta atopamos la etapa conocida como Educación Infantil.

Los países esixen que los neños reciban una educación primaria y en munchos, ye aceptable pa los padres disponer del plan d'estudios aprobáu.

Ye'l primer pasu pa la educación secundaria y superior. Na mayoría de países constitúi una enseñanza obligatoria ya impartir n'escueles o colexos.

Esto esixe que'l neñu apoderar del códigu escritu, como posibilidá de significación y construcción del sentíu, y non solo como decodificación fonética.[1]

D'equí esprender la importancia de la estimulación en forma oral, una y bones los neños van escribir d'alcuerdu a lo qu'escuchen y falen. Arriquecer los contestos ye importante por que los neños puedan ser aguiyaos dende edaes tempranes.

Estructura y pénsumEditar

 
La Escuela Primaria Sylvan R. Rodríguez, Jr. del barriu de Gulfton en Houston, Texas

Una parte de los países de fala hispana educa a los sos neños nun esquema de duración máxima de seis años, siendo notables les esceiciones de Colombia, onde solo dura 5, y la d'Arxentina, onde se suman a estos los dos años de parvulario, dando un total de siete años. N'otros, la educación primaria elemental o básica consiste en seis años académicos - lectivos qu'empiecen distinto, siendo lo avezao na mayoría de los casos a los 6 años y rematen comúnmente a los 11 o 12. Cada país caltién un programa d'oxetivos básicu col cual débese de cumplir. Asina, por casu, tenemos el plan d'educación elemental en Chile, España y Perú.

Xeneralmente estos programes coinciden colos siguientes oxetivos:

La enseñanza y l'aprendizaxe de les matemátiquesEditar

Les operaciones aritmétiques tradicionalmente enseñáronse de forma repetitiva, ensin base de razonamientu dalguna. La teoría de conxuntos cai na axiomatización ensin conducir al neñu al traviés del xuegu y l'esperimentación, a algamar por inducción el descubrimientu de les realidaes matemátiques, lo que presentó un problema que s'atopa: na visión del maestru escontra les matemátiques, nes actividaes propuestes pa enseñar matemátiques y na concepción de los alumnos de los conteníos matemáticos.[2] Razón pola cual foi oxetu d'investigación sistemática ya institucional nos últimos cuarenta años. Dicha investigación refundió a la lluz diversu factores qu'inciden nel problema y dello hanse deriváu aiciones empuestes a tratar de resolver tal problemática.

En primer llugar les investigaciones sobre dichu procesu ayudaron a entender que les y los neños aprienden matemátiques de lo xeneral a lo específico, esto ye, d'esperiencies concretes rellacionaes con oxetos o situaciones de la so vida cotidiana y que al interactuar con tales situaciones, los neños lleven a cabo proceso d'astraición de conocencies y habilidaes que-y dexen entender y confrontar los puntos de vista ente los neños y col maestru; procesu de gran valor pal bon aprendizaxe y construcción de conocencies matemátiques.

Esta concepción del complexu procesu d'asimilación de les matemátiques dio llugar a una nueva modalidá de la enseñanza, considerándola según un procesu de conducción de l'actividá d'aprendizaxe, onde'l papel del maestru llindar a conducir y favorecer diches actividaes. Tou esto vien a contraposición del conceutu tradicional de que'l profesor ye l'únicu espositor y tresmisor de la conocencia.

Esta nueva forma de la enseñanza implica la necesidá de que'l profesor diseñe o escueyas actividaes que promuevan la construcción de conceutos a partir d'esperiencies concretes, nes que los neños puedan reparar, esquizar ya interactuar ente ellos y col profesor. Prauticar esta concepción de la enseñanza ufierta la oportunidá a los neños de concebir esta disciplina como un conxuntu de ferramientes funcionales y flexibles que-yos dexen entender y resolver diversos problemes qu'enfrenta na so redolada social y educativo, contribuyendo a la formación de persones competentes.

Nel casu de Méxicu, la enseñanza de les Matemátiques plantega estudiar nes aules una matemática que dexe a los alumnos construyir conocencies al traviés del resolución de situaciones problemátiques qu'espierten el so interés y el so deséu de busca de soluciones. Sofitada cola evolución de les conocencies previes, el papel del maestru ye fundamental por que el alumnu llogre desenvolver habilidaes pa envalorar, midir, comunicar (de manera oral y escrita), operar (mentalmente y colos algoritmos avezaos), pa faer inferencias y xeneralizaciones, coles mesmes esfrute al faer matemátiques desenvolviendo la so creatividá ya imaxinación. Lo anterior vien sofitar les teoríes anteriores sobre l'adquisición de la conocencia matemática, lo que cataloga a les Matemátiques como una de les principales asignatures, xuntu col Español, del plan d'estudios actual.

Ye importante señalar que'l profesor tien de cavilgar en ye'l so llabor como docente y tener conocencia de les dificultaes del aprendizaxe matemáticu, polo cual propónse un modelu de reflexón como puede vese na figura 1 (PARADA & PLUVINAGE, 2014).[3]

Ficheru:Modelu de reflexión.jpg
FIGURA 1 Esquisa del modelu de reflexón

Demandes actualesEditar

  • La proporción de los estudiantes escolarizaos a nivel mundial ye anguaño mayor que nunca. Los gobiernos tienen d'aumentar los fondos pa la educación primaria y asegurar la distribución equitativa de los recursos ente les árees ricu y probe.
  • Ye igualmente importante que los países establezan estratexes p'asegurar que los neños sigan asistiendo a la escuela y completen la so educación primaria. En munchos casos, los neños de los países en víes de desenvolvimientu tienen que dexar la escuela pa sofitar a les sos families.
  • Amás, los gobiernos tienen d'esaniciar les tarifes escolares y los uniformes, tienen de construyir escueles cerca de les viviendes.

Ver tamiénEditar

ReferenciesEditar

  1. Piaget. Seis estudio de psicoloxía. Edición popular
  2. Martínez, María José. Problemes escolares: dislexa, discalculia, dislalia. Madrid: Editorial Cincel. 1985.
  3. PARADA, S. Y. & PLUVINAGE, F. (2014). «Reflexones de profesores de Matemátiques sobre aspeutos rellacionaos col so pensamientu didácticu.» Revista Llatinoamericana d'Investigación en Matemática Educativa, 17(1), 83-113.

Enllaces esternosEditar